fbpx

Cómo alimentar a un perro mayor | Mitos y Realidades

alimentar a un perro mayor anciano

Comparte este articulo

Facebook
Twitter

 

En nuestra publicación anterior hablamos de la artritis canina, un problema muy común entre perros más mayores y donde os dejamos un montón de remedios y formas para detectar esta enfermedad a tiempo. Esta semana también vamos a dedicar el post a hablar sobre nuestros perros mayores, pero en este caso vamos a hablar sobre la mejor forma de alimentar a un perro mayor.

Tratar de decidir si cambiar a tu perro mayor a la comida de perros senior es más difícil de lo que crees.

En parte se debe a que los perros envejecen a ritmos diferentes. La mayoría adquiere la condición de senior en algún momento entre los 7 y los 12 años, pero los perros pequeños envejecen mucho más lentamente que los grandes o los gigantes.

En otras palabras, tu Chihuahua puede seguir con fuerza, sano y feliz al cumplir años después de los 12, mientras que tu San Bernardo se ralentiza a los seis y empieza a perder calidad de vida.

El mayor reto es que no existen directrices claras sobre lo que deben comer los perros en edad avanzada.

Y como no hay una definición estándar de alimentos «senior», las empresas pueden producir y utilizar para fabricar lo que quieran.

La única limitación es que cumplan las amplias directrices de la industria para los perros adultos.

Esto significa que algunas marcas tienen más calorías, otras menos. Algunas tienen más proteínas, otras menos.

En resumen, si tu perro parece seguir estando bien con su comida habitual, no hay ninguna razón real para cambiarle a otra cosa.

Nutrición de los perros senior | Realidad y ficción

Empecemos por desmontar algunos mitos sobre la alimentación de los perros senior…

“Los perros mayores necesitan comida para perros baja en calorías» No necesariamente

Si Fido ya tiene sobrepeso o está empezando a acumular kilos, entonces sí puede beneficiarse de una fórmula baja en calorías ya que ayudan a controlar el sobrepeso (junto con más ejercicio y raciones más pequeñas).

Pero si tu perro ya tiene un peso saludable, una dieta baja en calorías no es necesaria.

“Los perros senior necesitan fórmulas alimentarias bajas en proteínas»No es así

Este es un gran «no es cierto», con un matiz.

En realidad, la cantidad de proteínas que necesita tu perro aumenta con la edad, porque las proteínas ayudan a construir/mantener los músculos, fortalecen el sistema inmunitario y favorecen el sistema nervioso central.

Las fuentes de proteínas de baja calidad (que suelen aparecer como «harina de carne» o «harina de huesos» en la lista de ingredientes de los alimentos para perros) son muy difíciles de digerir para los perros o de obtener algún valor nutricional.

Supone una carga para sus órganos principales.

Por tanto, la única vez que deberías dar una fórmula con menos proteínas a tu perro mayor es si se trata de un alimento genérico de baja calidad.

¡Lo que obviamente no es una buena opción!

Los perros ancianos necesitan un alimento que contenga fuentes de proteínas de primera calidad, como la carne REAL. No «comida».

“Los perros mayores se benefician de los alimentos para perros con suplementos añadidos» A veces

A veces sí… pero puede ser difícil saberlo con seguridad.

Esto no está escrito, porque el valor del suplemento depende del proceso de fabricación de cada alimento, así como de la cantidad que se añada realmente al alimento.

Los suplementos que probablemente nos interesen para nuestros perros mayores son cosas como los ácidos grasos Omega-3, que son destruidos por la mayoría de los procedimientos de elaboración.

Los aceites de pescado, las vitaminas, los antioxidantes, las enzimas y otros suplementos también suelen quedar inactivos por los niveles extremos de calor utilizados durante el procesamiento, o no se añaden en cantidades suficientes.

En cualquier caso, tu perro no se beneficiará de ellos.

“Los perros mayores necesitan una dieta baja en grasas»A veces

Los perros mayores sólo necesitan un alimento para perros bajo en grasas si tienen ciertos problemas de salud… o bien tienen sobrepeso o una enfermedad pancreática o de algún tipo.

Ciertas afecciones cardíacas también pueden llevar a tu veterinario a recomendar una dieta baja en grasas, pero no necesariamente.

Las investigaciones han demostrado que la mayoría de los perros prosperan cuando su dieta contiene un nivel razonable de ácidos grasos Omega-3 y Omega-6.

El Omega-3 se suministra sobre todo a través de los aceites de pescado, el aceite de linaza y el aceite de canola.

El Omega-6 procede sobre todo de la grasa de ave, el aceite de cártamo, el aceite de girasol y los aceites vegetales como el de soja y el de maíz.

Cómo elegir el mejor alimento para perros senior

No existen directrices «oficiales» para los alimentos para perros que se comercializan como «fórmulas para mayores».

Básicamente, cada fabricante de alimentos para perros decide lo que considera que constituye el equilibrio adecuado.

Esto hace que todo el proceso sea muy subjetivo.

Entonces,

¿Cómo puedes estar seguro de que estás comprando la comida adecuada para tu perro mayor?

La mayoría de los perros senior bastante sanos (y sin sobrepeso) sólo necesitan una dieta con cantidades moderadas de proteínas y grasas, y que sea fácil de digerir.

Tu objetivo es que los niveles de proteínas estén entre el 28% y el 30%, y las grasas entre el 10% y el 14%.

En cuanto a las calorías, aproximadamente 350 calorías por taza es lo correcto.

Cuando intentes conseguir el equilibrio nutricional para perros senior, busca alimento para perros que:

  • Contenga hidratos de carbono complejos con un índice glucémico bajo, como los cereales integrales y las verduras
  • Contenga un porcentaje superior a la media de proteínas de fácil digestión, como carne magra, vísceras y huevos
  • Contiene una cantidad moderada de grasas saludables (10 – 15%)
  • Incluye ácidos grasos esenciales como el linoleico y el alfa-linoleico
  • Contiene minerales y vitaminas añadidos, como el zinc, el cobre, el selenio y las vitaminas A,D,E y K, además de B1, 2, 3, 5, 6 y 12. También folato y biotina.
  • Además, debes saber que lo que cuenta no es sólo lo que hay en el alimento, sino que la CALIDAD de esos ingredientes también es crucial.

Busca alimentos de primera calidad que no contengan aditivos artificiales, conservantes ni productos químicos y que contengan ingredientes de calidad humana/orgánica.

Después, tu elección de la alimentación para perros senior debe basarse principalmente en la salud general de tu perro.

Perros senior que gozan de buena salud general

Si tu perro senior goza de buena salud, no tiene sobrepeso ni falta de peso, y no tiene problemas digestivos, una fórmula premium para adultos debería funcionar bien.

La palabra clave es «premium».

Incluso los perros mayores sanos tienen probablemente un sistema inmunitario que no es tan robusto como antes, y los órganos principales son más débiles que en su mejor momento.

No pongas más presión en sus cuerpos alimentando con comida genérica para perros que tiene poco valor nutricional y está llena de productos químicos, aditivos, conservantes y otras «porquerías».

Perros mayores con problemas de peso

Cargar con demasiados kilos de más supone un gran esfuerzo para el corazón de un perro anciano, por no hablar de sus articulaciones.

Es bueno tener en cuenta:

  • A veces el exceso de peso puede ser un síntoma de diabetes canina.
  • La obesidad también puede ser un factor para que los perros desarrollen diabetes.
  • Si tu perro es diabético, tendrás que pensar en otras cosas a la hora de elegir un alimento.
  • Si Fido tiene un ligero sobrepeso, es buena idea buscar fórmulas más bajas en calorías, pero debes asegurarte de que la comida para perros que elijas contenga las proteínas adecuadas.
  • El objetivo es reducir el número de calorías que consume tu perro, sin perder los beneficios de las proteínas que desarrollan los músculos.

Muchos perros mayores tienen el problema contrario: están demasiado delgados o no pueden ganar peso.

Así que, si este es un problema, debes aumentar el número de calorías eligiendo una fórmula calórica. No olvides mantener unos niveles adecuados de proteínas.

Comida para perros mayores con problemas de salud

Si tu perro mayor tiene un problema de salud crónico o grave, debes tener cuidado con lo que le das de comer.

Los problemas de salud más comunes de los perros mayores suelen estar relacionados con los órganos principales, como el corazón, el hígado, los riñones y el cerebro.

Luego están los problemas óseos, como la displasia de cadera, la artritis o la enfermedad de los discos vertebrales.

También están los problemas endocrinos como la diabetes, la enfermedad de Cushing, la enfermedad de Addison y los problemas de tiroides.

A veces, tu perro mayor puede no querer comer, o su apetito parece desvanecerse, lo que también puede estar causado por un problema de salud subyacente.

Y, para rematar, está la realidad de un cuerpo que envejece y que funciona con un poco menos de eficiencia en la mayoría de los aspectos. Uf, ¡las «alegrías» de la madurez!

Una nutrición óptima para perros senior tiene en cuenta los problemas de salud individuales de Fido.

Echemos un vistazo a las afecciones más comunes:

Diabetes

Los perros diabéticos necesitan un alimento con alto contenido en proteínas de origen cárnico, y que además contenga cantidades moderadas de grasa y fibra, y bajos niveles de carbohidratos.

Problemas hepáticos

Para los perros mayores con problemas de hígado, debes buscar un alimento con una cantidad superior a la media de proteínas de alta calidad. Además es importante que contengan hidratos de carbono simples que sean fáciles de digerir para el cuerpo de Fido.

Problemas renales

Si los riñones de tu perro no funcionan a pleno rendimiento, ayuda elegir un alimento con niveles reducidos de fósforo. La comida enlatada (alimentos húmedos) para perros suele tener un poco menos de fósforo que las croquetas secas, pero DEBES elegir un alimento de primera calidad.

Enfermedades cardíacas

Lo más importante a la hora de elegir el alimento para perros con enfermedades cardíacas es escoger una fórmula baja en sodio. Las proteínas deben estar en el rango medio-alto, y las grasas en el extremo moderado o bajo de la escala.

Artritis y problemas articulares

Éste podría ser el más complicado, porque el tipo de suplementos que pueden ayudar a las articulaciones que crujen son destruidos al transformar los alimentos para perros en los procesos de fabricación.

O no se añaden a las fórmulas en cantidades suficientes para ser útiles.

Los suplementos dietéticos suelen ser la mejor vía en este caso.

Si tienes tiempo y ganas, alimentar a ‘Fido’ con una dieta de alimentos crudos puede ser una forma estupenda de asegurarte de que recibe lo que necesita.

El otro elemento de la dieta que se relaciona con la artritis y los problemas articulares es asegurarse de que tu perro no tiene sobrepeso, porque eso supone una gran tensión adicional para su estructura ósea.

Por tanto, se recomienda una alimentación baja en calorías.

Enfermedades endocrinas y del sistema inmunitario

Los problemas de tiroides, la enfermedad de Cushing y la de Addison (problemas suprarrenales) entran en esta categoría (también la diabetes, pero ya hemos hablado de ella).

Busca fórmulas con menos fibra y carbohidratos, además de proteínas de moderadas a altas. Evita los cereales en la medida de lo posible.

Problemas digestivos

Los amigos mayores suelen tener un sistema digestivo «inestable» por todo tipo de razones.

La falta de movilidad significa que los niveles de ejercicio/actividad física de tu perro disminuyen y esto puede causar estreñimiento; la ansiedad y el dolor pueden causar diarrea; la realidad de un sistema digestivo envejecido puede causar una mala absorción de nutrientes, más «gases», etc.

Los alimentos para perros que contienen probióticos, enzimas digestivas y ciertas verduras pueden ayudar a resolver uno o varios de estos problemas de estómago.

Los suplementos pueden ser beneficiosos para los perros que tienen problemas para digerir bien su comida o absorber suficientes nutrientes.

También dan apoyo al sistema inmunitario, ya que un tracto digestivo sano mejora la función inmunitaria.

El caldo de huesos es una forma fantástica de aumentar cantidad ingerida de nutrientes para los perros mayores. Es denso en nutrientes. totalmente natural y tiene un impacto positivo en muchas áreas de la salud de tu perro senior.

Es muy sencillo de hacer, se digiere fácilmente y es tan sabroso que incluso a los perros quisquillosos o a los que están enfermos o convalecientes les encanta. 😉

Comenta y comparte

Si te ha gustado el artículo o si tienes alguna duda o algún aporte sobre este tema, déjanos un comentario más abajo. Nos encantaría saber tu opinión y que compartas tus experiencias con perros mayores.

¡Comparte este artículo con todas aquellas personas que tengan perro, tarde o temprano nuestros perros se nos hacen mayores y lo mejor que podemos hacer es estar bien informados!

¡Hasta la semana que viene! 🙂

 

 

Comparte este articulo

Facebook
Twitter

¿Quieres recibir OFERTAS y cupones descuento?

Sólo te enviaremos buenas noticias.
Prometido.

Deja un comentario

Somos el transporte de mascotas que necesita
taxis para mascotas en madrid