fbpx

Artritis canina en mayores y jóvenes | Como detectarla

Artritis canina en perros

Comparte este articulo

Facebook
Twitter

La artritis canina en perros mayores es un problema muy común, de hecho las investigaciones indican que aproximadamente el 60% de los perros mayores de siete años son propensos a desarrollar síntomas artríticos a medida que envejecen.

Así que no es de extrañar que se haya investigado mucho, y que haya toda una serie de productos y medicamentos diseñados para ayudar a los perros con dolor articular.

La osteoartritis es la forma degenerativa de esta enfermedad (también conocida como «enfermedad degenerativa articular«).

Es lo que se ve más a menudo en los perros de edad avanzada.

«Degenerativa» significa que es una condición continua y es el resultado de un deterioro gradual del cartílago que amortigua las articulaciones de su perro.

A medida que el cartílago se adelgaza, se producen inflamaciones, fluidos y espolones óseos (crecimientos) que provocan los dolorosos síntomas que todos asociamos con la artritis, ya sea humana o canina.

Las articulaciones más afectadas son las caderas, las rodillas, los codos y la parte baja de la espalda.

Síntomas de la artritis canina | Como detectarla

Los principales síntomas de la aparición de la artrosis canina son bastante generalizados y esto es lo que veras si tu perro sufre artritis canina:

  • Rigidez general
  • Dificultad para levantarse por la mañana (o después de una siesta)
  • Ralentización general, menos interés en la actividad física
  • Reticencia a subir y bajar del coche o del sofá
  • Cojera (puede ser intermitente al principio)
  • Es posible que su perro senior no muestre signos de dolor, al menos al principio, por lo que es importante tener en cuenta que los síntomas anteriores podrían significar que sus articulaciones están empezando a deteriorarse.

Los síntomas de una artritis canina más avanzada en los perros mayores pueden incluir:

  • Jadear, pasearse, estar inquieto, todos ellos signos de dolor/estrés en los perros.
  • Lloriqueos durante el ejercicio, al ponerse de pie, etc.
  • Pérdida de apetito
  • Letargo
  • Inflamación de las articulaciones
  • Pérdida visible de masa muscular

Muchos de los síntomas como los perros no son humanos, no tienen la capacidad de expresarlos y con ello es posible que no nos demos cuenta como se degenera su calidad de vida.

A pesar de los esfuerzos y el profundo amor por nuestros preciosos perros, esto puede dar lugar a que el dolor a veces no se reconozca ni se trate. Algo que ninguno de nosotros quiere que ocurra.

¿Qué causa la artritis en los perros mayores?

Aunque la respuesta simple es «el envejecimiento», hay mucho más que eso.

No todos los perros mayores acaban padeciendo la rigidez y el dolor que caracterizan a la artritis canina.

En realidad, hay muchos factores diferentes que se combinan para determinar si un perro es susceptible de padecer artritis y la gravedad de sus síntomas.

Las causas de la artritis son:

Predisposición a la artritis canina específica de la raza

Esto significa que algunas razas son mucho más propensas a desarrollar problemas articulares, incluida la artritis, que otras:

  • Los labradores
  • Los Golden Retriever
  • Los perros de montaña de Berna
  • Los rottweilers
  • Y los pastores alemanes

Son algunas de las razas con mayor riesgo.

Sobrepeso

Llevar demasiados kilos de más supone un esfuerzo adicional para el esqueleto de su perro, incluidas sus articulaciones y ligamentos.

Esto puede causar daños/lesiones que, con el tiempo, pueden conducir a la artritis.

En el caso de los perros con predisposición a padecer esta enfermedad, el sobrepeso aumenta el riesgo de desarrollarla, así como su gravedad.

Además, un perro que ya sufre algún problema articular degenerativo debido a la edad (o a una lesión, etc.) es probable que sea menos activo y, por tanto, más propenso a ganar peso.

Así pues, puede ver por qué alimentar a su perro con una dieta nutritiva y vigilar su peso es importante tanto para la prevención como para el tratamiento.

Falta de ejercicio

La artritis en los perros mayores puede producirse porque su perro no ha recibido (o no está recibiendo) suficiente ejercicio.

Esto significa que sus huesos, músculos y ligamentos no serán tan fuertes como deberían ser y conduce a la posibilidad de lesiones y/o aumento de peso.

Todo ello puede conducir al desarrollo de la artrosis.

Lesiones

Las lesiones como roturas de ligamentos, huesos rotos, dislocaciones o daños lentos pero constantes por correr demasiado sobre superficies duras o por saltar desde cualquier tipo de altura significativa pueden provocar daños en las articulaciones.

Este daño puede acabar provocando cambios artríticos.

¿Se puede prevenir la artrosis?

Esta es una pregunta que no tiene una respuesta única.

Definitivamente hay cosas que puede hacer para ayudar a reducir las posibilidades de que los perros jóvenes desarrollen problemas artríticos a medida que envejece, o para minimizar la gravedad de los mismos.

Pero simplemente no es posible eliminar esa posibilidad, al menos por ahora.

Sin embargo, aquí tienes algunas medidas que puedes tomar para proteger a tu perro. No le harán daño, y sin duda le ayudarán:

Alimenta a tu perro con una dieta nutritiva y evita los alimentos humanos o los aperitivos poco saludables.

  • Vigila tu peso
  • Haz ejercicio regular y moderado.
  • No permitas que salte desde nada alto, ni que golpee superficies duras con regularidad
  • Si se lesiona, busca ayuda veterinaria de inmediato, no dejes que la lesión se prolongue o esperes a que se «cure sola».

 

¿Existen otros tipos de artritis canina?

Aunque la artrosis es el tipo de artritis más común en los perros de edad avanzada, también existe un tipo de artritis inflamatoria (similar a la artritis reumatoide en los humanos).

Esta puede afectar a perros de cualquier edad.

Los problemas de desarrollo también pueden provocar cambios artríticos.

Los problemas de desarrollo suelen ser congénitos, lo que significa que están presentes al nacer y que una articulación concreta no crece ni se desarrolla con normalidad, lo que provoca problemas.

A menudo se heredan y se transmiten de generación en generación.

Los criadores reputados y concienciados examinan a sus perros de cría para detectar problemas congénitos y no permiten que se reproduzcan los perros afectados (o incluso los que son portadores de un gen «recesivo o latente»).

La displasia de cadera, la displasia de codo y la enfermedad del disco vertebral son ejemplos de problemas de desarrollo que pueden causar síntomas artríticos.

Alivio de la artritis para perros

Si tu perro senior muestra signos de artrosis, querrás ayudarle a sentirse mejor lo antes posible, además de trabajar para ralentizar el progreso de la enfermedad.

Hay muchas cosas sencillas que puedes hacer, y cambios que puedes realizar, en casa que le ayudarán a sentirse más cómodo.

Además, algunos medicamentos y suplementos naturales pueden aliviar el dolor, aumentar la movilidad de las articulaciones y reducir la inflamación, entre otras cosas.

Sí has llegado hasta aquí, te agradeceríamos que nos compartieras tu opinión dejando un comentario. Si te ha gustado, puedes compartir el post en redes sociales para que más personas puedan aprender a detectar los síntomas de la artritis canina y puedan cogerlo a tiempo para salvar a su mejor amigo/a.

¡También puedes consultar más artículos en nuestro blog!

 

 

Comparte este articulo

Facebook
Twitter

¿Quieres recibir OFERTAS y cupones descuento?

Sólo te enviaremos buenas noticias.
Prometido.
Somos el transporte de mascotas que necesita
taxis para mascotas en madrid